Guerra Espiritual - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
ADULTERIO. PARTE 3: EL RAZONAMIENTO Y LOS DESEOS (ESTUDIO)
Guerra Espiritual - Estudio Nº 81

ADULTERIO. PARTE 3: EL RAZONAMIENTO Y LOS DESEOS (ESTUDIO)

_____________________________________________________________________________

PARTE 1: EL ADULTERIO Y LA MENTE.

Proverbios 6:32: Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; corrompe su alma el que tal hace. Amén.

En este versículo, la palabra de Dios indica que el adulterio está directamente relacionado a la falta de entendimiento, esto es de razonamiento y de inteligencia; significa que está relacionado al uso de la razón, de la decisión y de la voluntad: está en el alma: eso quiero, eso haré. Entonces antes de ser un pecado de origen básicamente sexual o carnal, como muchos lo consideran, es un pecado de origen racional, se origina primeramente en los pensamientos; como dice el mismo versículo: corrompe el alma.
 
El deseo del cuerpo es muy fuerte, y es una verdadera batalla MENTAL mantener el dominio propio o el auto-control; principalmente en una sociedad donde lo popular, es la casi-desnudez y el sexo libre. Si podemos vencer los malos pensamientos y los argumentos, delante de la tentación, venceremos el peligro o la amenaza. Pero si damos lugar a los argumentos y malos pensamientos, éstos inmediatamente pasan al corazón y de ahí se generan las emociones y sentimientos, que son mucho más difícil de resistir, pero no imposibles; cuando los pensamientos entran, al punto de generar emociones y sentimientos, la batalla es de otro nivel: significa que el pecado ya entró al corazón, ya está en el alma. Debemos vencer el pecado antes de que entre en nosotros; vencerlo en la puerta de entrada: en la batalla de la mente.
 
2º Corintios 10:5: Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Amén. 
 
Si somos seres humanos, creados a semejanza de Dios, entonces no somos bestias; significa que tenemos capacidades racionales superiores (entendimiento, inteligencia, razón); y capacidades espirituales o sobrenaturales (senso, sabiduría, discernimiento del bien y del mal, mansedumbre, dominio propio) para no actuar como bestias; podemos y debemos respetar el propio cuerpo y el cuerpo ajeno. Podemos controlar y sujetar nuestro cuerpo con el razonamiento; o no usar el razonamiento y dar lugar a los deseos del cuerpo.
 
1º Corintios 10:13: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. Amén.
 
Esto es una verdadera batalla; el versículo habla de resistir, soportar y también salir. En algunas ocasiones será más fácil obtener la victoria ante las tentaciones, y en otros casos será más difícil; pero Dios puso en el hombre y en la mujer la capacidad de ENTENDER lo que hace y DECIDIR lo que quiere, independiente del nivel de su espiritualidad; nadie que peca deliberadamente, conociendo el mandamiento bíblico, se justificará ante Dios.
 
______________________________
 
PARTE 2: EL ADULTERIO Y LA CARNALIDAD.
 
Sensopercepción: son todos aquellos estímulos que recibimos a través de los órganos de nuestros sentidos, que se llaman sensaciones, y que se convierten en respuestas para proyectar posteriormente un conocimiento. El hombre posee cinco sentidos principales de percepción: la vista, la audición, el olfato, el gusto y el tacto. El pecado de adulterio es provocado por los malos pensamientos, que surgen del mal uso de los cinco sentidos. El razonamiento procesa la información recibida en el cuerpo, y da lugar al deseo desordenado del alma de obtener demás o aquello que no le corresponde: esto es la codicia. Examinemos algunos versículos en el Antiguo Testamento, referente a la codicia y el adulterio:
 
- Éxodo 20:17. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. 
- Deuteronomio 5:21. No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
 
- Éxodo 20:14. No cometerás adulterio. 
- Levítico 20:10. Si un hombre comete adulterio con la mujer de su prójimo, será muerto tanto el adúltero como la adúltera. Amén.
 
En el Antiguo Testamento, la ley de Moisés dice que el hombre, incluso el sacerdote y el profeta, podía practicar la poligamia, que significa tener muchas esposas y concubinas; y aun tener derecho sexual sobre sus siervas y esclavas. Dios permitía a los hombres de la antigüedad, tener varias mujeres porque ellos no actuaban en espiritualidad, sino en carnalidad; pero estaban prohibidos de desear o tener la mujer de otro. Apesar de esta tan amplia y elástica aceptación, el deseo desordenado y la codicia del hombre no se saciaban. Tal era el desorden sexual que se generaba muchas veces, que Dios observó la necesidad de crear leyes que previnieran y castigaran tales transgresiones. Esto nos muestra claramente que aun en el pueblo de Dios, el corazón del hombre estaba inclinado a la maldad y a traicionar el pacto marital, sea el propio o del otro. 
 
He observado que en diversas congregaciones, donde no se enseña debidamente la virtud de la santidad, muchos hombres (solteros y casados) presentan una tendencia a pasarse todo el tiempo, recorriendo las mujeres del salón con sus ojos; parece que envés de vivir en función de Dios y para Dios, ellos viven en función de y para todas las mujeres que los rodean. Y no son capaces de disimularlo siquiera, porque son tan carnales, tan esclavos de su carne, que no ponen ni fuerza ni deseo para controlarse. Algunos dirían que, de eso se trata la "masculinidad"; pero eso en verdad, tiene otro nombre: pura carnalidad. 
 
El rey David (el adúltero más famoso de la historia), después de haber fallado, y de haber restaurado su familia y ministerio, nos deja muchas enseñanzas dignas de observar y seguir; él declara: Salmo 93:5: Tus testimonios son muy firmes; La santidad conviene a tu casa, Oh Jehová, por los siglos y para siempre. Amén.
 
______________________________
 
PARTE 3: EL DESEO DE LOS OJOS Y EL RESPETO.
 
Mateo 5:28. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Amén.
 
La vista es una puerta ancha para la entrada del adulterio; es la principal. De la misma manera que la serpiente engañó a Eva, mostrándole el árbol y su fruto, que era agradable y codiciable; así entra en el hombre y en la mujer el pecado del adulterio. La mirada lleva al deseo, y el deseo lleva a la acción.
 
Y hablando de mirar por aquí y por allá, entramos en el tema del respeto hacia nuestro esposo o esposa. Respetar es sinónimo de: considerar, tener en cuenta, sujetarse, temer, ser fiel, confiar, dar honor, honrar. 
 
El hombre que mira a otras mujeres, o peor aun, intercambia miradas, teniendo su propia esposa, claramente le está faltando el respeto a ella; está cometiendo una vileza contra su "media-naranja", y contra su propia vida, ya que ella es una carne con él, ella es parte de él. Está dando a entender que su relación de matrimonio no le es de valor, y que no valora su esposa; al faltar el respeto a la esposa delante de otros, el hombre da lugar a que otros también la desvaloren y le falten el respeto, tanto hombres como mujeres. Asimismo sucede con la mujer que se deleita en mirar otros hombres, o intercambiar miradas; le falta el respeto a su esposo en gran manera; lo desestima y humilla ante los demás; y quien más se lastima al final, en estas situaciones, es ella misma. 
 
Este tipo de actitudes, de "miraditas fugaces" y "ojitos brillantes", que no pasan desapercibidas, están dando lugar a que terceras personas se involucren en el matrimonio; y eso es dar lugar a Satanás y al pecado deliberadamente; eso es menospreciar la relación del matrimonio; es arriesgar a que se pierda todo por muy poco; pues al perder el respeto, también se pierde la confianza; se genera una distancia, y se enfría el amor; la relación queda manchada o quebrada, y ya nada es igual.
 
El respeto, es una de las virtudes imprescindibles en el matrimonio: y éste se efectúa automáticamente por la presencia del amor. Dios es amor. Si falta respeto, falta amor en el corazón; falta respeto a Dios y a sus mandamientos; falta respeto a la voluntad de Dios; falta respeto a la forma como Dios ha definido el matrimonio; falta el respeto por uno mismo, por no respetar aquél o aquella, que es una carne con uno. Una de las formas más honrosas de guardar el matrimonio con respeto, es alejar los ojos de lo que no conviene.
 
______________________________
 
PARTE 4: UN PÉSIMO TESTIMONIO CRISTIANO.
 
Hace pocos años, atendi el caso de una hermana casada; ya abuela, tenía sus 50 y algo de años; mujer de un sólo marido, pero que últimamente se sentía un poco traicionada por la actitud de él hacia otras mujeres. La visité en su casa; al conversar con ella y entrar en confidencias y confianzas, me pide que vaya a su dormitorio, a orar por su cama de matrimonio. Me pareció una actitud muy reverente, y accedo a su petición; ¡y vaya sorpresa la que me encuentro! En la cabecera de la cama, esta mujer tenía en tamaño al natural, la foto de un hombre que no era su esposo, sino un ídolo de la música. 
 
Traté de explicarle a esta hermana, de varias maneras, que esa foto atentaba contra su esposo y su fidelidad a él; pero a ella no le parecía que fuera así. Era un ídolo; argumentaba que era un sueño, alguien inalcanzable; pensaba ella que si no había contacto físico con la persona, tampoco existía el adulterio. Pero bastante claros estaban los resultados de su ignorancia espiritual y psicológica: su marido se estaba sintiendo afectado por semejante presencia masculina en su propio dormitorio, y lo que éste causaba en su esposa; entonces la relación ya no era la misma. 
 
Esta mujer estaba menoscabando la imagen y el ego de su esposo; y en su corazón estaba suplantando su admiración hacia su esposo, por esta imagen barata del ídolo masculino. Se negó a sacar la imagen de su dormitorio; entonces le dije que de esa manera, yo no oraría por esa cama, ni por su esposo; más bien oraría por ella. Por muchas explicaciones y versículos que le hablaba, se negaba a sacar la imagen de la pared. Esta mujer necesitaba entendimiento de lo que estaba haciendo; era cristiana pero carecía del amor y de la luz de Dios en su corazón. La idolatría la había cegado y enfriado. Y no aceptaba que lo que sucedía en su matrimonio, no era por la maldad de su esposo o la intervención de alguna otra mujer. Ella misma con sus actitudes, estaba provocando esos cambios y la separación. 
 
______________________________
 
PARTE 5: RAZONAR Y ACTUAR CON ENTENDIMIENTO.
 
Las virtudes del alma deben ser aprendidas y practicadas; nuestra alma debe ser enseñada en lo bueno y hacia lo bueno. Las buenas costumbres son el resultado de tener buenos conceptos. Cuando llegamos del mundo a la iglesia, es muy poco lo bueno que llevamos dentro. Los conceptos de amor y respeto deben ser casi totalmente remodelados; asimismo los conceptos de relaciones, matrimonio y familia. De la misma manera, debemos ser orientados y enseñados si nacemos y crecemos dentro de la iglesia; pues al no conocer o no entender mucho sobre los pecados del mundo, Satanás nos seduce y engaña fácilmente, como a Adán y Eva. 
 
Mateo 19:6. Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Amén. 
 
Muchos ponen su fe en este versículo de la Biblia, como si fuera la clave de la felicidad; como si por esta palabra el hombre y la mujer quedaran inmunes de toda acechanza, contra su relación matrimonial. Ciertamente es una palabra hermosa y poderosa. Pero hay quienes actúan como si olvidaran todos los demás versículos de la Biblia. La responsabilidad de que el matrimonio resulte no está sólo a cargo de Dios, ni del hombre o de la mujer: todos la tienen; cada cual en su forma y medida. Es importante prestar atención a todo lo correcto y necesario, para que el matrimonio funcione.
 
Las cosas son simples pero pocos son los que no se complican la vida; Dios nos ha dado todo para ser felices, pero pocos son los que saben disfrutar la bendición de cada día. La tendencia es mirar por encima del muro, y ver qué hay o qué sucede en la casa del vecino. ¿Qué tal si miramos alrededor, dentro de nuestra propia casa y nuestra familia, para examinar y evaluar lo que tenemos? Las cosas que tenemos, tienen que ver con el amor de Dios; las cosas que nos faltan tienen que ver con el dinero. ¿Qué es más importante para ti? Correcto es valorar y amar todo lo que Dios nos da, sin desear ni codiciar lo ajeno; sin ningún tipo de comparaciones.

Cuando este versiculo habla de "no lo separe el hombre", las personas piensan que otro u otra vendrá a meterse, y a separar la relación; en verdad este versículo advierte algo mucho más peligroso y profundo: que según lo que yo haga con mi matrimonio, soy responsable de mantener la unidad, o de provocar la separación.
 
Les comparto aquí dos enseñanzas muy conocidas, y fáciles de recordar y aplicar; se usa haciendo referencia a la tentación hacia el sexo opuesto; esto es tanto para hombres como para mujeres:
- si miras una vez, estás usando el sentido de la visión; si miras dos veces, estás dando lugar a la tentación; si miras la tercera vez, es porque ya entró el pecado en tu corazón.
- no puedes evitar la primer mirada; pero puedes evitar la segunda.
 
Tan sencillo como lo que decía uno de mis amados maestros: 
¿Quiere que le vaya bien? Haga lo que tiene que hacer; y no haga lo que no tiene que hacer. Amén.
 
 
Este estudio continúa. Ver estudios anteriores.
___________________________________________________

ESTUDIOS RELACIONADOS CON PECADO SEXUAL:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ballestero Elizondo
que sucede si el marido de una amiga esta en adulterio, pero es conocedor de la palabra, y ella también, el dice que no sabe porque lo hace, que esta confundido,que el ama a su esposa, y que no sabe que lo retiene ahi. sera que esta atado a algún tipo de hechicería, brujería etc? (por ej: a la llamada" santa muerte", lleva 2 años en eso. Gracias. seria de gran ayuda


Ballestero Elizondo
por favor es de mucha importancia, mi correo es hzl2979@hotmail.com


carlos mejia
LA BIBLIA DICE Q EL Q ES NACIDO DE DIOS VENCE AL MUNDO...PUEDE SER MALDICION GENERACIONAL, Q VENGA POR ANCESTROS... O PORQ UN ANCESTRO DE ESA PERSONA LO OFRECIO ANTERIORMENTE, Y EL DIABLO QIERE COBRAR ALGUNA FACTURA, O FALTA DE COMUNION, O ES EGOLATRA, O ESTA CON SU ESPOSA.. PERO DESEA LO PROHIBIDO... EN FIN... MI CORRERO ES: jba.mirto@hotmail.com bendiciones