Guerra Espiritual - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
CONSEJERÍA ESPIRITUAL

_____________________________________________________________________________

PARTE 1: ESTOY ENFERMO.

Consultar a un ministro para consejería espiritual, es muy similar a cuando se hace una consulta médica, por alguna enfermedad que ha aparecido en el cuerpo.
 
Cuando una persona sufre una enfermedad, y no logra por sus propios medios aliviar el dolor, o aun percibe que va en aumento, buscará inmediatamente un MÉDICO que lo analice, para que le diga qué es lo que le pasa; que le recete un remedio específico y efectivo para su dolencia; y que le aconseje cómo prevenirse.
 
Esta persona hará exactamente lo que le diga el médico, porque quiere sanarse; tomará los remedios que le recete, porque no quiere seguir con dolores; mantendrá una rutina física y alimentaria, que le favorezca y que no le permita enfermar otra vez de lo mismo (RECAER); se cuidará para mantenerse saludable.
 
______________________________________________
 
PARTE 2: LIBERACIÓN: LA VERDAD ES EL MEJOR REMEDIO.
 
Juan 8:32. Y conoceréis la VERDAD, y la VERDAD os hará libres. 
Juan 14:6. Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la VERDAD, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 
Amén.
 
El cristiano que se ve afectado espiritualmente, y no tiene recursos espirituales, ni conocimientos bíblicos suficientes, para mantenerse firme o libre, deberá buscar urgente la ayuda de su pastor, o un ministro del área de Liberación Espiritual. En casos extremos, como la posesión o ezquizofrenia, la persona deberá someterse a la obra del MINISTERIO DE LIBERACIÓN; esto significa recibir oraciones de liberación de un ministro aprobado y competente; las oraciones directas no son siempre necesarias, porque podemos ser libres por nosotros mismos; pero a veces hay necesidad de ayuda externa para una victoria completa.
 
_Atención: la gran mayoría de las personas que buscan liberación y piensan que son víctimas de ezquizofrenia, en verdad no lo son; los demonios tratan de llevar a la persona a ese grado de confusión y tormentos en su mente, para que ella se atemorice y no logre su completa libertad; porque la libertad significa sacar los demonios de su vida, y éstos siempre harán de todo para no salir; la primera y más fuerte estrategia de los demonios, es la mentira. Si ellos logran engañar la persona, es fácil mantenerla bajo control y atada. No debemos creer a los malos pensamientos, porque ellos nos confunden, porque ellos no provienen jamás de Dios. Debemos resistir y rechazar completamente los malos pensamientos, siempre.
 
La Consejería espiritual es imprescindible, porque la misma Biblia enseña en San Juan 8:32, que "LA VERDAD HACE LIBRE". Esto significa que el conocimiento de la verdad nos hace libre de los engaños y de las mentiras que nos tienen atados, o muy dañados espiritualmente y físicamente. Al ser libre de las mentiras, nuestros conceptos y pensamientos, serán de acorde a lo que es correcto y bueno para nuestra vida. La verdad es importante para recibir liberación de demonios y ataduras diversas, o para la sanidad del alma. 
 
Es necesario que la persona entienda lo que le sucede, y cómo hay que tratar el problema, para que ella misma colabore en la obra de ser ministrada en la liberación. La colaboración en los casos de liberación de una persona que está consciente, es lo primero; porque nadie puede ser libertado si no lo quiere, o si no colabora con el ministro; porque al estar atado y afirmado en las mentiras que los demonios le ponen en la mente, la propia persona está defendiendo y escondiendo esos demonios dentro suyo, para que éstos no salgan. La verdad es una fuerza tan poderosa, que una persona puede ser libre, con tan sólo saber la verdad; ella misma echará fuera de sí todo espíritu inmundo, y se soltará de toda atadura, al entender que lo que tiene es puramente demoníaco. 
 
_Atención: cuando decimos que ella misma se soltará, es para aquellas personas que ya están entregadas en su cuerpo, alma y espíritu, al señorío de Jesucristo; una persona se auto-libera cuando acude al poder del Espíritu Santo que está en ella; todo debe ser orado y hecho EN EL NOMBRE DE JESÚS. Porque si no está la fe en Jesucristo, también no está el Espíritu Santo, y también no hay poder para echar fuera los demonios. Hay que invocar a Jesucristo, el Salvador; es la única forma verdadera, y efectiva 100%, de ser libre de los poderes de las tinieblas.
 
______________________________________________
 
PARTE 3: A CUÁL MÉDICO DEBO IR.
 
De la misma manera que debemos buscar ayuda de un especialista en el área médica, asimismo debemos buscar ayuda de un especialista en el área espiritual. Todos tenemos poder en Dios para auto-liberarnos, y para liberar a otros, (esto es el cumplimiento perfecto de las promesas de Dios, en la vida de todo cristiano). Pero cuando se busca ayuda de un especialista, es porque la persona que necesita liberación no sabe qué hacer; o porque es un caso grave, que exige un conocimiento más profundo del asunto, y una autoridad espiritual suficiente o mayor, que el grado de poder de los demonios que se va enfrentar.
 
No todos los pastores tienen la autoridad espiritual, para la Liberación o Guerra Espiritual. El Ministerio de Liberación y Guerra Espiritual es un área dentro de la iglesia, así como la Medicina tiene varias áreas como Odontología, Cirugía, Traumatología. Una persona que busca ayuda de un ministro inexperiente o sin autoridad espiritual, no tendrá éxito en su liberación y puede resultar muy dañada, más que al principio.
 
Tener el conocimiento del ministerio, no es tener el ministerio. El Ministerio de Liberación y Guerra Espiritual es un don de Dios que no todos reciben, y los que reciben no lo tienen todos en la misma medida. También debemos cuidar si el ministro está dando un testimonio espiritual confiable; porque no podemos recibir ayuda a nuestros problemas espirituales, de alguien que tiene también problemas. Primeramente, el ministro debe ser libre él mismo de toda atadura o influencias de demonios; el ministro debe tener una vida espiritual aprobada, y con reconocida victoria en las guerras espirituales y casos de liberación. 
 
La persona a quien recurrimos para buscar ayuda espiritual, tiene mucho que ver con el éxito de nuestra propia Liberación y Restauración.
 
______________________________________________
 
PARTE 4: QUIERO SER LIBRE.
 
La liberación es quitar de una persona espíritus de demonios que entraron en su cuerpo, en su alma y en su espíritu. Si la persona ya es cristiana, o sea, ya entregó el control de su vida a Cristo, su espíritu ya está libre; pero aún puede tener ataduras espirituales demoníacas en su alma y en su cuerpo.
 
Los demonios entran en la vida de las personas, antes de que ellas conozcan a Jesús. Una persona puede cargar demonios desde el vientre de su madre. Cuando las personas vienen al cristianismo, se inicia un proceso de limpieza espiritual y purificación. El tiempo que lleva un cristiano para ser libre, puede ser minutos, semanas, meses o años; depende de la disposición de cada persona, y de su grado de conocimiento de la VERDAD. La persona debe ser encaminada hacia el conocimiento y el poder espiritual de la Santa Biblia; este conocimiento se adquiere estudiando la Biblia, y a través de la consejería ministerial.
 
Después de estar limpio y libre, si el cristiano no es bien asesorado en la verdad y en lo que le sucede, él mismo puede PERMITIR LA ENTRADA de espíritus inmundos, consciente o inconscientemente, que le afectarán otra vez su vida espiritual; corriendo el riesgo aún de perder su salvación, porque los demonios se esforzarán en hacerlo volver a un estado de infestación espiritual, siempre peor que al principio.
 
Cuando buscamos la consejería, es porque tenemos un problema que queremos resolver y sólos no podemos. Entonces nuestra mentalidad y nuestra disposición, tienen que ser la de COLABORAR, Y OBEDECER las instrucciones que recibimos, de quien nos está ayudando. Debemos ser obedientes y fieles a las disciplinas y abstinencias necesarias; debemos ser exigentes con nosotros mismos para no caer en debilidad ni en tentación; debemos entender que estamos tratando PROBLEMAS ESPIRITUALES CON SOLUCIONES ESPIRITUALES.
 
1º Timoteo 2:3 a 5.
Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. Amén. 
 
La persona que desea la libertad de su alma, podrá lograrlo 100% y para siempre. La libertad está dispuesta para todos y es el plan de Dios que las personas sean salvas y tengan la libertad; porque nadie puede entrar al cielo, si alberga maldad y demonios en su alma. Entonces el plan de Dios es perfecto y todos pueden acceder a él, con todos los derechos, sin que nadie se interponga. Primero buscamos la salvación del alma, al recibir a Jesucristo en nuestra vida; después debemos buscar fervientemente la liberación, por el poder del Espíritu Santo, que es sacar todos los demonios que infestan nuestro cuerpo y alma; después mantener una vida de santidad y pureza, estudiando y obedeciendo la Santa Biblia. Esto nos mantendrá bastante alejados y protegidos de toda maldad, y evitará que los demonios vuelvan a entrar. 
 
Ser cristiano es ser una persona libre, segura, tranquila y poderosa.
Porque hay poder en la Sangre de Jesús; y hay victoria en el Nombre de Jesús.
Amén.



ver estudio relacionado:
AUTO DIAGNÓSTICO ESPIRITUAL, ESTUDIO Nº  17.