Guerra Espiritual - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
PEDOFILIA

_____________________________________________

PEDOFILIA

Desde un punto de vista médico, la paidofilia o pedofilia es una parafilia que consiste en que la excitación o el placer sexual se obtienen, principalmente, a través de actividades o fantasías sexuales con niños y niñas, esto es personas menores de 13 años.

A la persona que padece pedofilia se le denomina pedófilo, un individuo que se entretiene sexualmente con menores de 13 años y respecto de los que mantiene una diferencia de edad de por lo menos, cinco años. Puede ser una persona adulta con un adolescente o un niño, o un adolescente que se entretiene con un niño.

La pedofilia es un rasgo multifactorial en la personalidad del que la padece, y se compone de aspectos mentales, institucionales, de actividad, de educación sexual, de violencia, de control de las pulsiones, etc. En este sentido, se suelen distinguir dos tipos de pedofilia, una primaria o esencial, muy arraigada en el sujeto, y otra secundaria (u otras), que aparecería motivada por factores circunstanciales.

Por lo demás, en determinados casos en que la relación entre el pedófilo y el menor se prolonga en el tiempo, puede haber por parte del adulto un enamoramiento real con esa persona a la que él considera como su joven pareja, sobre todo cuando esta se halla en la edad de paso entre la infancia y la pubertad.

Existen, a este respecto, diversas asociaciones de pedófilos que reivindican la pedofilia como una forma más de vivir la sexualidad humana y que, en consecuencia, debe ser aceptada con naturalidad por parte de la sociedad.

Las conductas pedófilas son muy heterogéneas, desde casos inofensivos o casi inofensivos, hasta aquellos en que alcanzan niveles que entran dentro de lo criminal. A la actividad sexual de un pedófilo con un menor de 13 años se lo conoce con el nombre de abuso sexual infantil o pederastia (palabra que, etimológicamente, significa lo mismo que pedofilia).


===== SÍMBOLOS DE PEDOFILIA Y AFINES =====

El FBI elaboró un informe en Enero 2008 sobre la pedofilia. En ella se indican una serie de símbolos utilizados por pedófilos para ser identificados. Los símbolos son siempre compuestos por la unión de 2 similares, uno dentro del otro. El de forma mayor identifica al adulto, la menor al niño. La diferencia de tamaños entre ellos muestra una preferencia por niños mayores o menores en cuanto a la edad. Los hombres son triángulos, corazones de las mujeres. Los símbolos se encuentran en sitios como, monedas, joyas, anillos, colgantes, etc, entre otros objetos.

Los triángulos representan a los hombres que le gustan los niños (el detalle cruel es el triangulo más pequeño, que representa al hombre que le gustan los niños bien pequeños); el corazón son hombres (o mujeres) que gustan de niñas y la mariposa representa a quienes gustan de ambos, según el informe. Estos datos fueron recogidos por el FBI durante sus allanamientos. La idea de los triángulos concéntricos es la de una figura mayor envolviendo a una figura menor, dentro de una genialidad pervertida de un concepto gráfico. Existe un nivel mayor de crueldad, porque a esos seres les gusta exhibirse en códigos para otros, haciendo eso símbolos en bijouteria, moneda, trofeos, adhesivos, etc.


===== HISTORIA DEL TÉRMINO =====

Etimológicamente, la palabra deriva del término griego paidophilia, y éste de páis-paidós, «muchacho» o «niño», y filía, «amistad». Paidophilia fue acuñada por los poetas griegos como un sustituto de «paiderastia» (pederastia), o viceversa.

Se considera que paidofilia es un término etimológicamente más correcto que pedofilia, si bien esta segunda forma es más usada. En relación con la atracción hacia los adolescentes, también suele usarse el término «hebefilia» o «efebofilia».

En la antigua Atenas, la relación sexual entre un adulto y un joven púber, siempre con el consentimiento de este, se denominaba pederastia, y se consideraba como un elemento más en la relación entre un docente y su discípulo: el amor entre ambos favorecía la transmisión del saber y de las leyes ciudadanas. Por el contrario, el sexo con sujetos prepúberes, denominado pedofilia, era castigado con condenas que podían llegar a la pena de muerte.

En la Roma antigua, por su parte, la pederastia estaba muy difundida, pero sin las justificaciones de los griegos, y la pedofilia era también condenada.

Con todo, simultáneamente había puntos de vista de tipo moral-psicológico que condenaban cualquier tipo de contacto sexual entre adultos y menores; así, por ejemplo, Platón o Suetonio.

El término paedophilia erotica fue acuñado en 1886 por el psiquiatra vienés Richard von Krafft-Ebing en su trabajo Psychopathia Sexualis, en el que lo describió como el interés sexual dirigido sólo hacia jóvenes prepubescentes, sin incluir a adolescentes, un interés que desaparecería con la aparición de los primeros signos de vello púbico.

A los adultos que manifestaban esta tendencia, Krafft-Ebing los clasificó en tres grupos:

   1. Pedófilos;
   2. De sustitución, esto es, cuando los jóvenes prepubescentes son vistos como objetos que sustituyen a un objeto adulto que es el preferido pero que no está disponible.
   3. Sádicos.

A propuesta del psiquiatra suizo Auguste Forel, el término entró oficialmente en el ámbito de la psiquiatría con el significado de pasión sexual por los menores.


 ===== LA PEDOFILIA COMO PARAFILIA =====

Caracterización del pedófilo

La psiquiatría considera la pedofilia como una parafilia. Los pedófilos, desde esta perspectiva, son
sujetos con una orientación sexual dirigida primariamente a niños, sin apenas interés por los adultos, y con conductas compulsivas no mediatizadas por situaciones de estrés.

La cuarta edición revisada del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense (American Psychiatric Association) describe con tres rasgos un diagnóstico estándar del pedófilo, basándose en 3022 casos de pedofilia:

--- experimentación, durante un periodo de al menos 6 meses, de fantasías sexuales intensas o recurrentes, o de impulsos sexuales, o de necesidad de actividad sexual, en donde el objeto de atención es uno o varios niños prepubescentes (generalmente, menores de 13 años);
--- o bien dichos impulsos solo repercuten en la esfera sexual del individuo, o bien le provocan ansiedad o dificultades interpersonales;
--- el individuo tiene, por lo menos 16 años, y es, como mínimo, 5 años mayor que el tipo de menor por el que muestra su atracción.

La materialización de la pedofilia no presenta una única cara. La atracción erótica que algunos sienten por los niños no se traduce necesariamente en actos sexuales completos. El pedófilo puede limitarse a desnudar al niño y a mirarlo, a exhibirse, a masturbarse en su presencia, a tocarlo con delicadeza y a acariciarlo. Puede convencer al niño para que a su vez lo toque y así sucesivamente.

Cognitivamente, el pedófilo se caracteriza por no considerar inapropiada su tendencia o conducta.


La personalidad del pedófilo es polimorfa.

Se pueden distinguir dos grandes tipos de pedófilos: los primarios y los secundarios o situacionales:

--- Los primarios muestran una inclinación sexual casi exclusiva por los niños y su conducta compulsiva es independiente de su situación personal. Se trata, clínicamente, de pedófilos en un sentido estricto del término que presentan unas distorsiones cognitivas específicas: consideran su conducta sexual como apropiada (no se siente culpables ni avergonzados), planifican sus acciones, pueden llegar a atribuir su conducta a un efecto de la seducción por parte del menor o pueden justificarla como un modo de educación sexual para este.

--- En cuanto a los secundarios o situacionales, estos se caracterizan por que su conducta viene inducida por una situación de soledad o estrés (en estos casos, la experimentación de relaciones sexuales con menores suele ser un medio de compensar la baja autestima o de liberarse de cierta hostilidad). No son estrictamente pedófilos, en tanto que su inclinación natural es hacia los adultos, con los que mantienen normalmente relaciones problemáticas (impotencia ocasional, tensión de pareja...); solo recurren excepcionalmente a los niños y lo hacen de forma compulsiva, percibiendo su conducta como anómala y sintiendo posteriormente culpa y vergüenza.


Otra clasificación distingue tres categorías principales de pedófilos:

--- los ansiosos-resistentes, caracterizados por su escasa autoestima que les lleva a buscar constantemente la aprobación de los demás; dado que no consiguen establecer relaciones emocionales con los adultos, se centran en los niños, con los que aumenta su seguridad. En principio, su relación no es sexual, pero la dependencia afectiva puede generarla.
--- los evitadores-temerosos, caracterizados por su gran deseo de contacto con lo adultos pero a los que el miedo al rechazo los paraliza. Se centran entonces en los menores y su actitud es poco empática y tienden al uso de la fuerza.
--- los evitadores-desvalorizadores, caracterizados como obsesionados con la independencia y la autonomía emocional; buscan relaciones fugaces e impersonales en las que no es infrecuente el comportamiento coercitivo violento o sádico.


===== NECESIDADES EMOTIVAS DE LOS PEDÓFILOS =====

La casuística clínica ha evidenciado el tipo de necesidades emotivas que la práctica pedófila puede satisfacer en los afectados:

- en primer lugar, se trata de casi el único modo de alcanzar para ellos la excitación sexual;
- en segundo lugar, les permite sentirse poderosos a través del control ejercido sobre el menor, algo más complicado que si se tratase de adultos;
- en tercer lugar, y como consecuencia de lo anterior, les sirve para aumentar su autoestima;
- en cuarto lugar, al repetir escenas traumáticas vividas por ellos (en los que caso en que se hayan dado), el contacto pedófilo les permite superar sus propios traumas personales y tomarse una especie de revancha al situarse ahora ellos en la posición dominante;
- en quinto lugar, todo el proceso de su relación con menores consigue para el pedófilo consolar sus privaciones de competencia social o de cohibición en la relación con los adultos; se trata, pues, no solo de algo relacionado con su vida sexual sino con la propia realización como persona.


===== CAUSAS =====

Según muchos psicólogos y psiquiatras, los pedófilos tendrían una personalidad inmadura, problemas de relación o sentimientos de inferioridad que no les permitirían mantener una relación amorosa adulta e "igualitaria": individuos con trastornos narcisistas y frágil autoestima se concentran en los niños porque pueden controlarlos y dominarlos y, con ellos, no tienen sentimientos de inadecuación.

Algunos especialistas sugieren que el origen de esta tendencia anómala puede estar relacionado con el aprendizaje de actitudes extremas negativas hacia la sexualidad o con el abuso sexual sufrido en la infancia, así como con sentimientos de inferioridad o con la incapacidad para establecer relaciones sociales y heterosexuales normales.

Otros autores consideran la pedofilia deviene de una experimentación permanente del propio periodo infantil por parte del individuo, idealizando el cuerpo y la belleza de esa etapa y tratando además de evocar el tratamiento que en relación con estos aspectos recibieron de pequeños. En consecuencia,
el erotismo con los niños puede comportar la fantasía inconsciente de fusión con un objeto ideal, la reestructuración con un ego joven e idealizado.

A todo esto se añade que los pedófilo encuentran también placer en la intrínseca transgresión que supones su tendencia y actos, y en las actividades que realizan para llevar a cabo sus contactos con menores: localización, planificación, seguimiento, aproximaciones, etc.

Igualmente, se aduce la posibilidad de la existencia de trastornos de personalidad como factores importantes: deficiencias en el control de los impulsos y en la imagen personal, tanto por una educación sexual negativa y culpabilizadora como por unos modelos familiares no adecuados.


===== TRATAMIENTO DEL PEDÓFILO =====

Dado que en muchas ocasiones el pedófilo está obsesionado por su inclinación, en el sentido de pensar y elaborar continuamente estrategias para conseguir sus contactos con los menores, se piensa que puede se productivo para él un periodo largo de calma y reflexión, esencial, precisamente, para revisar sus constumbres, modos de pensar, etc.

El principal problema que presenta el tratamiento de los pedófilos es que estos no suelen colaborar.

Son una minoría los que aceptan ser tratados y muchos de ellos no se consideran ni enfermos ni anormales, llegando incluso a reivindicar, tanto privada como públicamente, la legitimidad de sus aproximaciones a menores sobre la base de que solo pueden considerarse como abusos cuando media la violencia. Es frecuente, también, el que apelen a que el menor tiene capacidad suficiente para demostrar si algo le agrada o no, o a que sus acciones son consecuencia de las actitudes seductoras del menor.


===== EFEBOFILIA =====

La efebofilia, también conocida como hebefilia, es la condición en la cual personas adultas experimentan atracción sexual hacia adolescentes que ya han pasado la etapa de la pubertad.

La atracción hacia adolescentes femeninas cuyo físico corresponde más bien al de una pre-adolescente (niña, puberta o prepuberta) es conocida como complejo de Lolita.

Por definición, estos términos no son sinónimos de pedofilia. No obstante, en los países occidentales se ha usado con frecuencia la palabra pedofilia para referirse a la efebofilia cuando ésta es ilegal, o sea, para referirse a la atracción sexual hacia cualquier persona cuya edad sea menor a la edad de consentimiento sexual.

Debido a que cada cultura y estado define una edad de consentimiento sexual mínima diferente, la ilegalidad del término es compleja.

Por ejemplo, en el judaísmo ortodoxo se considera que un hombre o mujer es libre de casarse a partir de los 12 o 13 años, una vez realizado el Benei Mitzvá, sin embargo actualmente la población judía generalmente celebra matrimonios según las leyes vigentes de cada país. En diferentes naciones musulmanas también es común el matrimonio entre adolescentes o entre adultos y adolescentes.

Debido a que de país en país varían las normas para establecer la edad mínima legal en que un adolescente puede sostener relaciones sexuales voluntariamente con un adulto, la efebofilia no es un concepto estandarizado, así por ejemplo, en Argentina y España los 13 años son la edad mínima para la mayoría sexual, mientras en Chile son los 14 años, en Costa Rica los 15 años, y en México depende de la ley estatal.

Además, algunos países establecen edades de consentimiento diferentes para las relaciones heterosexuales y para las homosexuales. Concretamente, en casi todos los países de Latinoamérica es legal el sostener relaciones sexuales voluntarias con adolescentes donde no medie prostitución, violencia o abuso variando entre los 13 y los 15 años.

En Estados Unidos la edad de consentimiento varía, dependiendo de los Estados, entre los 16 y los 18 años.

Aún en las jurisdicciones donde es ilegal sostener relaciones sexuales con menores de 18 años si el concepto de adolescencia de Erikson se considera correcto, abarcando la adolescencia entre los 12 y los 21 años, aún en estos lugares sería legal sostener relaciones sexuales con adolescentes en su etapa más tardía (18 a 21 años).

En síntesis la efebofilia no es ilegal en casi ningún país del mundo, aunque es regulada según leyes locales.

Mientras que la terapeuta Karen Franklin considera que la efebofilia es una preferencia sexual natural y que una gran mayoría de hombres adultos sienten atracción por mujeres adolescentes, por lo que no puede ser equiparado con la pedofilia, que es claramente un trastorno sexual, otros como Ray Blanchard consideran que la efebofilia debería incluirse dentro de los trastornos sexuales en el DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, en inglés Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders)


===== INFANTOFILIA: ABUSO SEXUAL INFANTIL =====

La infantofilia es la condición en la cual personas adultas experimentan atracción sexual hacia niños de entre 0 y 5 años.

La mayor parte de los países conservan un derecho penal de acto por lo que se castiga la pederastia, es decir, el acto de abusar sexualmente de un menor, y no la mera tendencia sexual pedófila. Por ello, un acto de abuso sexual infantil no es calificado como pedofilia por las leyes. Sin embargo, en algunos códigos penales sí se contemplan delitos que castigan dicha conducta.

- 189.2. El que para su propio uso posea material pornográfico en cuya elaboración se hubieran utilizado menores de edad o incapaces, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión o con multa de seis meses a dos años.

- 189.7. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis meses a dos años el que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere o facilitare por cualquier medio material pornográfico en el que no habiendo sido utilizados directamente menores o incapaces, se emplee su voz o imagen alterada o modificada.

Pese a lo anterior, es frecuente que algunos periódicos y otros medios hagan uso de términos como «acusado de pedofilia» o «pedófilo convicto» en referencia a individuos acusados o convictos por abuso sexual infantil e incluso otros términos como «pedófilo en serie».

Sin embargo, pederastia se utiliza de forma preferente en el sentido de delito, y menos frecuentemente como enfermedad; en la prensa se habla de «delitos de pederastia», «condenado a 40 años por pederastia», «acusado de pederastia» y «red de pederastia».  
Esta preferencia de emplear pedofilia para referirse a la atracción sexual o la enfermedad puede deberse al hecho de que este término es actualmente el más utilizado en psiquiatría para designar el trastorno mental y, por influencia médica, es la palabra escogida por los periodistas para hablar en términos psiquiátricos.

El Código penal argentino, por ejemplo, es conteste con las legislaciones que reprimen los actos de pedofilia y en su artículo 119 describe con precisión la conducta pedófila:

- Art. 119.- Será reprimido con reclusión o prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo, cuando ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción.

__La pena será de cuatro a diez años de reclusión o prisión cuando el abuso, por su duración o circunstancias de su realización, hubiere configurado un sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima.

__La pena será de seis a quince años de reclusión o prisión cuando mediando las circunstancias del primer párrafo hubiere acceso carnal por cualquier vía.

__En los supuestos de los dos párrafos anteriores, la pena será de ocho a veinte años de reclusión o prisión si:

a) Resultare un grave daño en la salud física o mental de la víctima,
b) El hecho fuere cometido por ascendiente, descendiente, afín en línea recta, hermano, tutor, curador, ministro de algún culto reconocido o no, encargado de la educación o de la guardia,
c) El autor tuviere conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual grave, y hubiere existido peligro de contagio,
d) El hecho fuere cometido por dos o más personas, o con armas.
e) El hecho fuere cometido por personal perteneciente a las fuerzas policiales o de seguridad, en ocasión de sus funciones.
f) El hecho fuere cometido contra un menor de dieciocho años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo.

__En el supuesto del primer párrafo, la pena será de tres a diez años de reclusión o prisión si concurren las circunstancias de los incisos a), b), d), e), ó f).


===== El Movimiento Activista Pedófilo =====

El movimiento activista pedófilo, referido por algunos partidarios como el «movimiento del "amor" hacia los niños», es un movimiento social  que abarca una variedad amplia de opiniones y aboga por la aceptación social de la atracción romántica de los adultos hacia los niños.

Con la aparición de Internet, algunos pedófilos han expresado y difundido más o menos públicamente sus pensamientos al respecto, reivindicando la licitud de sus acercamientos y sosteniendo que no deben ser identificados con abusadores, en tanto que no fuerzan o usan nunca la violencia para relacionarse con los menores. Por lo demás, afirman que los niños están capacitados tanto para elegir estas relaciones como para rechazarlas.
 

Terminología utilizada por el movimiento

Algunos activistas pedófilos y efebófilos dicen que su atracción no es solamente sexual en naturaleza, y así prefieren describirse con el término "childlover". También son de uso general para indicar específicamente un género preferido de la atracción los términos derivados "girllover" y "boylover" o "pedófilo heterosexual" y "pedófilo homosexual".

Algunos miembros del movimiento pedófilo y efebófilo utilizan los términos "pedosexual" y "efebosexual", postulando que la pedofília y la efebofília se deben ver como orientaciones sexuales distintas, como con la homosexualidad y la heterosexualidad.

El término "pedosexual" también se ha utilizado simplemente como sinónimo para pedofília. Mientras que “pedosexual” y "efebosexual" se refieren generalmente a atracciones sexuales específicas de un individuo, “pedofília” y "efebofília" pueden también referir a la actitud emocional, espiritual y social como un todo, así como, respectivamente, a los ethos totales de la pedofília y de la pederastia en la Antigüedad clásica (esta última definida entonces como una efebofília homosexual masculina).

Hoy, el movimiento es extremadamente impopular y ha hecho poco progreso en sus metas dentro de las esferas legales, científicas, y públicas. En los años 70, sin embargo, un cierto progreso fue obtenido en Europa, particularmente en los Países Bajos, decayendo en los años 80.
 

Validez como movimiento político

La clasificación del activismo pedófilo como un movimiento activista político válido o en busca de ciertos derechos civiles también resulta impopular. Las autoridades y los psicólogos han afirmado que los grupos de ayuda en línea del movimiento permiten a los pedófilos justificar el contacto sexual entre adultos y niños. Argumentan que los adultos arrestados por acoso sexual a niños citan con frecuencia las posiciones del movimiento como justificación para sus acciones.

La mayoría de los psicólogos consideran que las diversas posiciones del movimiento son una característica de las “distorsiones cognoscitivas” de abusadores sexuales. Por ejemplo, en agosto de 2006, el periódico de Nueva York "The New York Times" publicó los resultados de una investigación cuatrimestral de comunicaciones y de actividades pedófilas en línea. El periódico describió cómo los “pedófilos van en busca de la legalización de la pornografía infantil y la modificación de la edad de consentimiento”.

Así, mientras que los “pedófilos sostienen que los sitios de discusión son poco más que grupos de ayuda”, el periódico encontró que “es frecuente encontrar en estas conversaciones pedófilos afirmando que las discusiones los habían ayudado a aceptar sus atracciones e incluso había permitido que tuvieran sexo con un niño sin culpabilidad”. Los miembros del movimiento han negado estas caracterizaciones.

BLOL (Boy Land On Line)

La pedofilia no solamente se propaga con rapidez, sino que sus adeptos ahora buscan legitimizarla. Con el movimiento internacional denominado BoyLove (Amor al niño), diversos grupos, principalmente en países desarrollados, han pugnado, desde hace años, por la reducción en “la edad de consentimiento” para tener relaciones sexuales con adultos –establecida, en la mayoría de las naciones, en 18 años– a 14 años.

Además, estos grupos, que promueven el amor “responsable” al niño (sin infringir dolor físico) se sienten discriminados y azotados por la sociedad. BLOL (Boy Land On Line), una de las páginas de Internet donde se promueve el movimiento abre su página diciendo: “BLOL es un foro para boylovers (amantes de niños) que buscan apoyo, discusión, compañerismo y felicidad en su vi­da, lejos de la persecución de la sociedad”.


===== TESTIMONIOS REALES =====

“Ella me amaba con todo su corazón. No pude evitar sino amarla de vuelta. Le gustaba acurrucarse y besarme. No podría contar  cuántas veces me perdí en su amor. La amaba tanto que dolía”, ésta podría ser la declaración de un hombre por una mujer, si no fuera porque él tiene 46 años y ella sólo tres.

___________________

'Davicín' y 'Fluggy' eran los dos 'nicks' bajo los que actuaba el sospechoso, de 23 años, en un chat de contenido pedófilo. Albañil de profesión, aprovechaba los fines de semana para trabajar como canguro.

En el momento de la detención, cuidaba a dos gemelos de tres años. Pero llevaba haciéndolo desde los 16 y entre sus proyectos figuraban el de convertirse en monitor de tiempo libre para poder estar más cerca de los pequeños.

La naturalidad con la que trata su tendencia sexual resulta escalofriante. Cuando traba amistad con alguien, como ocurre con el redactor que se infiltra en el foro pedófilo en el que escribe 'Davicín', no duda en describir con detalles lo que hace con los menores. Como el que le cuenta un fin de semana de copas a un amigo, él relata su experiencia con los niños.

Confiado, después de varias conversaciones, envía fotografías de pornografía infantil en la que aparecen niños de tres a cinco años, desnudos. Comete, así, su primer delito: tenencia de material pornográfico de menores. El problema es que como nunca ha sido sorprendido abusando físicamente de ellos, no existen pruebas para acusarle de pederastia. Las imágenes, muchas de ellas captadas por él mismo, en ocasiones cuentan con el apoyo de juguetes y otros elementos para recrear situaciones morbosas.

Su obsesión comenzó a una edad temprana. No sólo lleva cuidando a bebés desde los 16 años, si no que además, cuando tenía 17 años daba un curso de manualidades para niños de preescolar para poder estar cerca de ellos.

Sus proyectos auguran un futuro de abusos escalofriante. "Me encantaría sacarme el título de monitor de tiempo libre, madre mía qué feliz iba a ser", afirma. Parece que su única aspiración en la vida sea satisfacer sus deseos sexuales. Con 23 años, disfruta poniéndose pañales e incluso participa en una página web de adultos en que se fotografían en actitud completamente infantil: chupándose el dedo, con peluches, con pañales y pijama...

Gracias a la investigación realizada por el reportaje, la policía pudo seguir su rastro en Internet y resgitrar su domicilio. En él hallaron muchísimo material pornográfico.

___________________

Justin había instalado una cámara en su ordenador (webcam) con la esperanza de poder relacionarse con otros chicos. Sin embargo, los únicos que habían respondido eran hombres que se comunicaban con él por mensajería instantánea mientras contemplaban su imagen. Para Justin no eran más que unos amigos que le halagaban y le hacían regalos.

Una tarde de 2000, uno de sus espectadores le envió una propuesta: estaba dispuesto a pagarle 50 dólares si posaba sentado frente a su webcam, con el torso desnudo, durante tres minutos. El hombre explicó que Justin recibiría el dinero de forma inmediata. Justin se quitó la camiseta. "Pensé que, al fin y al cabo, me quitaba la camisa gratis en la piscina", explicaba hace poco; "¿cuál era la diferencia?".

Así comenzó la vida secreta de un adolescente al que engatusaron para vender imágenes de su cuerpo en Internet durante cinco años. Este alumno brillante y aficionado al fútbol se vio arrastrado a ofrecer un espectáculo delante de la webcam -desnudarse, ducharse, masturbarse e incluso tener relaciones sexuales- para un público de más de 1.500 personas que le pagaron en esos años cientos de miles de dólares.


===== VULNERABILIDAD =====

Un niño con carencias afectivas es un blanco fácil para un pedófilo, explica la psicóloga Irina Hernández. Los menores con problemas familiares y de comunicación con los padres, abre la ventana para que surja una relación de poder con otro adulto, el cual pretende llenar el vacío.
 
No basta con que los padres quieran o digan querer a sus hijos. Deben estar disponibles para ellos; transmitirles confianza. Porque si ellos no los escuchan, alguien más lo hará. Pero el peor mal podría ser quedarse callado. Los niños difícilmente mienten sobre estas cosas, si tu hijo se te acerca o notas una conducta extraña en él: créele.
 
A la gente aún le da pena; tiene miedo o simplemente no quiere creerlo. Piensan que todo va a estar bien si simplemente ignoran el problema. Pero no es así. Tenemos que detenerlo.


===== ESPIRITUALIDAD =====

Desde el punto de vista espiritual, este estudio nos da una muy clara visión de cómo es el carácter y obra de este tipo de espíritus de pecado sexual, así como las características, tendencias y argumentos de sus victimas.

Quienes han sido víctimas de personas afectadas, deben ser ministradas con liberación y sanidad interior. El espíritu de pecado sexual es semejante a un virus altamente contagioso: se transmite, y cada persona que fue contaminada con esos espíritus, se vuelve un portador de alto riesgo que futuramente contaminará a otros...

Las personas que se sienten afectadas por estos espíritus de pedofilia y pecados sexuales, deben buscar inmediatamente ayuda y consejo espiritual. Deben someterse a liberación, santificarse completamente a fin de limpiarse y no dejar que esos espíritus entren otra vez.

La iglesia de Jesucristo tiene todo PODER y AUTORIDAD en el nombre de Jesús para hacer frente a todas esas influencias y ataques que sufre nuestra familia y sociedad día a día.

El trabajo de los espíritus de seducción es muy sutil, es atractivo al alma y agradable al cuerpo. La única forma de hacerles frente y vencerlos es en el poder de la SANTIDAD del Espíritu Santo, la única forma de detectarlos y denunciarlos es por el poder de DISCERNIMIENTO DE ESPIRITUS que nos da el Espíritu Santo.

La manera de sacarlos de nuestros hijos y de nuestros hogares es CERRAR TODAS LAS PUERTAS ESPIRITUALES QUE DAN LUGAR A ESOS DEMONIOS Y SUS INFLUENCIAS, ECHANDO FUERA EN EL NOBRE DE JESUS, RENUNCIANDO A TODO LO OCULTO E INMUNDO, RESISTIENDO CADA VEZ A SUS INFLUENCIAS EN EL NOMBRE DE JESUS, QUITANDO DE NUESTROS HOGARES todo material relacionado con esas cosas, todo lo que está relacionado al carácter de esos espíritus y sus pecados abominables.

Para que cada una de estas medidas espirituales tenga resultado real y efectivo, la clave está en la SANTIFICACIÓN, pues es la limpieza de todo pecado que nos hace fuertes para resistir el pecado y hacerle frente en el nombre de Jesús. "Sin Santidad nadie verá a Dios" (Hebreos 12:14) esto se aplica a pequeños y a grandes, si queremos que nuestros niños estén libres de esos peligros, debemos enseñarles SANTIDAD, que es la pureza, que aprendan la importancia de no dejarse contaminar espiritualmente y deseen mantenerse puros, entonces ellos van a poder detectar y resistir cada vez que aparezca el peligro, asimismo ellos mismos serán libres de cometer actos inmorales hacia otros, de su propia voluntad pero manipulados por espíritus inmundos.

La SANTIDAD aplicada con el conocimiento de la Biblia, es el PODER DE DIOS con el cual las personas son liberadas y liberan a otros.




ESTUDIOS RELACIONADOS CON PECADO SEXUAL:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Giselle Gonçalves Correa
Estamos orando. Únete a nuestra Gran Milicia de Guerreros Intercesores para las Naciones. Dios te bendiga ricamente hermana y hermano!!!