Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
DERECHOS DE AUTOR: CUIDADO CON EL COPIAR-PEGAR

Hay que tener mucho cuidado y celo de Dios de las cosas que copiamos y pegamos porque muchos se llevan los meritos que corresponde a otros....

Es muy común ver por todos lados personas que copian materiales y los pegan en sus blogs o páginas, porque les parece interesante, divertido, constructivo, porque tiene que ver con lo que se habla en su blog o porque de alguna manera puede traer beneficios a las personas que lo leen en sus páginas, además de hacer más atractivo y provocar más tráfico de visitas a su blog. Hasta esta parte está muy bien.

En Undecimahora.org, por ejemplo, todo lo que se publica son varios temas de actualidad o interés para nuetrsos usuarios y visitantes, siempre con el permiso de los respectivos ministros y escritores. Todo está relacionado al perfil de la persona que escribe, asimismo se le da al lector los debidos enlaces e información mínima para que pueda recurrir al autor si así fuera necesario.

Pero hay una gran gama de personas que con pretextos fluctuantes o por puro desconocimiento del tema que hay por detrás de los Derechos de Autor y cosas por el estilo, simplemente lo ponen  en sus páginas y omiten las firmas y enlaces, como si fuera suyo.  Algunos lo hacen ya con premeditada y maliciosa intención de que sus usuario no se "escapen al otro sitio" a través de los enlaces.

Esto es un tema que ya ha desatado muchas polemicas y hay que tener cuidado: siempre que copiamos algo debemos respetar los autores y las fuentes.

Muchos en el ámbito cristiano se refugian en el argumento de que "la palabra de Dios no tiene dueño", se llenan los cachetes y el pecho para decir tal afirmación (algunos se les salta los ojos de las órbitas claramente mostrando el tipo de espíritu que actúa en ellos) y usan todas las mayúsculas posibles para imponer sus infladas razones. Decir que la Palabra de Dios no tiene dueño, es un falso argumento diseminado entre la ignorancia, es una gran mentira.

La Palabra de Dios que es la Santa Biblia, Las Santas Escrituras o en la versión que se presente, fue escrita por el Espíritu Santo utilizando/inspirando personas especificas que Dios ha guiado y encomendado muy especialmente. No se la dio a cualquiera, ni se la dio a todos.

Asimismo hoy dia Dios utiliza los ministros de los 5 pilares de Efesios 4:11 para impartir palabras y enseñanza a su pueblo. También hay diversidad de hermanos y hermanas en el Pueblo de Dios que el Espíritu Santo ha capacitado para ser Escribas, Escritores, Poetas y Compositores. Esto significa que Dios es el dueño de todo, pero aqui abajo debemos respetarnos como hermanos y como siervos de Dios que somos, y no hacerse dueño ni autor de algo que es de inspiración de otro.

Ejemplo: si salgo por ahí diciendo a todos que Dios me dijo a mí que "yo soy la Luz del mundo", ciertamente la reacción sería escandalosa, por la cantidad de personas que se levantarían en mi contra porque todos ya saben que eso lo dijo Jesús, y quien lo escribió fue Juan. Si yo copio de la Biblia algo que está escrito en San Lucas, y coloco en la cita bíblica San Marcos, todos se van a dar cuenta y reclamar que Lucas fue el que dijo eso, y no Marcos. Así sucede con todo lo demás que escriben los hermanos inspirados por el Espiritu Santo de Dios.

Hermanos y hermanas, hagamos todo en amor los unos por los otros y entonces será verdaderamente edificado el Cuerpo de Cristo.

Dios nos bendiga a todos.


Jose Manuel B. C.
Muy buen estudio,gracias por compartir, bendiciones Creo y tenemos una platica pendiente, no se si asi lo siente ud ! Que este bien pastora y vaya que tiene ud el don de exhortacion eh? La felicito, no cualquiera le habla asi al pueblo, porque se les van, pero cuando los ministros les interesa mas que nada quedar bien y obedecer a Dios, eso pasa a 2ndo termino, los que son de Dios, agradecen la correcion y los que no, simplemente se iran murmurando, pero de toda palabra ociosa que salga de nuestra boca, daremos cuenta. Hasta la proxima