Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
LOS JÓVENES EVANGELISTAS (ESTUDIO)

LOS JÓVENES EVANGELISTAS (ESTUDIO)

NOCHE DE PESCA FALLIDA

 
Año 2001. He sabido de algo terrible que ocurrió en una reunión de evangelismo para jóvenes: Ni los pastores ni ninguna autoridad espiritual estaban en esa reunión para mantener el control de la situación y administrar las actividades ni respaldar las batallas espirituales con los nuevos convertidos. 
 
Los líderes de ese grupo eran jóvenes sin preparación alguna, francamente hablando, sin ningún criterio de espiritualidad latente, pura palabrería, que según los pastores "se estaban preparando". También los "levitas de la música" eran unos jóvenes muy preocupados con su imagen artística pero nada de santidad y actitud de reverencia. 
 
Una noche el pastor les dio orden de hacer una reunión para traer jóvenes nuevos porque había muchos en la calle en las esquinas: "¡Vamos a rescatar esas almas!" fue el gran grito heroico que todos aplaudieron. 
 
Los jóvenes organizaron una rueda de rap y hip-hop en el patio de la iglesia, que fuera vista por todos los que pasaban, dejaron abiertas las puertas del patio y del templo para mostrar que estaban accesibles.
 
(¡Hey!, esperen chicos: ¿Y la oración por la campaña?) "Ah, si… vamos a dedicarle unos cuántos minutos", se jactó alguno. Hagamos una rueda, tomemos las manos y repetimos todos: "Padre, bendice esta reunión, en el nombre de Jesús, gloria a Dios, aleluya, etc., etc., amén." Pusieron música alta y empezó la fiesta. Perdón… la campaña.
 
Los muchachos de la esquina comenzaron a acercarse. Parece que la carnada estaba atractiva para estos pececillos. Después de ver la actitud simpática y pasiva de los varones cristianos comenzaron a hacer su rueda de marihuana y pasta base en la puerta de la iglesia ya que la música "estaba buena". Delante de este resultado tan "positivo", los jóvenes de la iglesia se acercaron e invitaron a entrar, obvio. 
 
Algunos pececillos más osados entraron y se mezclaron pronto con el grupo de jóvenes para también observar la actitud simpática y pasiva de las doncellas cristianas, y no tardaron muchas músicas para invitarlas a salir para fuera con ellos a la rueda de marihuana, hasta con atrevidos manoseos allí delante de todos. Los varones cristianos los reprendieron severamente, pero en la segunda vez que los invitados acosaron vergonzosamente las jóvenes, quisieron llamarles la atención y terminaron todos a puño pelado, una golpiza general. 
 
Las jovencitas llamaron los pastores y supervisores con el teléfono móvil para que alguien adulto viniera ayudarlos porque "la agarrada era grande" y no sabían qué hacer para parar eso. Finalmente aparecieron las autoridades y los jóvenes fueron reprendidos por la mala actitud y después cada cual fue despedido para su casa. Los invitados huyeron.
 
Demás está decir que aquellos jóvenes de la esquina jamás volvieron a acercarse a la iglesia, al menos a esa. El testimonio de la iglesia se fue al piso con todas las murmuraciones del barrio en primera página. Y las jovencitas tenían que cuidarse de que no las sorprendieran "los chicos malos" en alguna esquina cada vez que iban y venían de congregarse.
 
 
COMO DIOS MANDA, NO COMO EL DIABLO
 
1º Timoteo 4:16
"TEN CUIDADO DE TI MISMO Y DE LA DOCTRINA; persiste en ello, 
pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren."
 
Si Dios te llama a evangelizar en las plazas… hazlo.
Si Dios te llama a evangelizar con la música… hazlo.
Si Dios te dice que subas al autobús y distribuyas tratados… hazlo.
Si Dios te dice que te dediques a la danza o al teatro… hazlo.
 
Si Dios te mete en el corazón que te pares en 
una esquina a gritarle a los que pasan… hazlo.
Si está en el método de Dios para tu vida, 
que hagas radio o tengas un canal de televisión… hazlo. 
Si tienes que predicar en Internet a través 
de blogs, redes sociales, sitios web… hazlo.
 
Si Dios te dice que visites ciudades en una casa rodante… hazlo.
Si es de Dios que te quedes en tu barrio 
y te dediques a tu familia y amigos… hazlo.
 
Lo que Dios te diga que debes hacer, entonces puedes y debes hacerlo. ¡Hazlo!
 
Pero NUNCA JAMÁS Dios te dirá algo que profane ni avergüence Su Nombre y Su Casa, que coloque en duda o en riesgo el verdadero testimonio cristiano. Cualquier cosa o acción que produzca fallas debe ser reconsiderada y examinada a la luz de la Palabra de Dios. Puedes hacer locuras que nadie haría o cosas diferentes que no se han hecho, puedes ser osado y atrevido, esto es intrépido y valiente, pero jamás hagas algo que a Jesús le moleste.
 
No hagas nada jamás sin consultar las autoridades espirituales de tu iglesia, ni hagas nada que tu consciencia te reprenda. Sujétate a la autoridad y aprenderás autoridad. Aprende la disciplina y serás un buen maestro.
 
Si lo que tú haces o deseas hacer está en contra de lo que enseña La Biblia, en contra de la Santidad de Dios, deséchalo ya. Los argumentos para justificarte porqué haces esto o aquello no te libran ni te salvan, si lo que haces no es del Espíritu Santo, sé sabio y deséchalo. La carne siempre está apresurada a pecar y hacer su propio deseo. Aprende a tener dominio sobre ti mismo y a doblegar tu ego, y verás muy buenos resultados alrededor tuyo.
 
Cualquier actividad que se desvíe de las reglas generales de La Palabra de Dios, no puede ser considerada de parte de Dios, es un acto totalmente carnal, falso, mundano, diabólico, satánico. Es un engaño del corazón, una vanidad. La pureza del alma, cuerpo y espíritu es una virtud del verdadero cristiano, si andas en pureza de actitudes y de pensamientos, obtendrás el completo respaldo de Dios.
 
En todas las cosas que tienen que ver con el mundo, cuídate mucho, no te expongas al fuego del infierno para no terminar "quemado", para no terminar tú mismo contaminado y desviado de los Propósitos Divinos y de la Santidad de Dios, porque de ello depende la salvación de todos los que te siguen y tu propia salvación.
 
 
1º Timoteo
4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 
4:13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 
4:14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. 
4:15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. 
4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.
 
Amén.

Toni Juárez Rosa Bel
Esta experiencia en jovenes me recuerda hace años una hermana de la Iglesia, pero ya mas mayor, que sali mucho sola a repartir tratados de la iglesia, y un dia en el metro le dio por predicar a una pareja, el hombre la empujo y casi la tira abajo , en la via del metro,asustada lo conto,iba siempre por su cuenta, y tuvo mas sustos,Rosa bel


Giselle Gonçalves Correa
amen, hermana Rosa, ciertamente adversidades y pruebas siempre las hay, principalmente si estamos haciendo batallas para el reino de Dios, pero hay que cuidar siempre de hacer todo con la guia del Espiritu Santo, nada de ir por la cuenta ni con las propias fuerzas, para no terminar avergonzado delante del enemigo y de todo el mundo.