Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
TESTIMONIO DE UNA OVEJITA PERDIDA (ESCUELA BÍBLICA, TEXTO INSPIRADO PARA EVANGELISMO INFANTIL)
Notas - Estudio Nº 76

TESTIMONIO DE UNA OVEJITA PERDIDA (ESCUELA BÍBLICA, TEXTO INSPIRADO PARA EVANGELISMO INFANTIL)

(ESCUELA BÍBLICA, TEXTO INSPIRADO PARA EVANGELISMO INFANTIL)

TESTIMONIO DE UNA OVEJITA PERDIDA
 
 
Yo era una ovejita perdida, vivía enfrentando muchos peligros.
 
Muchas veces me escapé de los lobos malos, gracias a Dios.
 
Un día Jesús, el Buen Pastor, me buscó y me encontró.
 
Me llamó y yo respondí a su llamado. 
 
Me tomó en sus brazos y me llevó a su rebaño.
 
Me puso en un redil seguro y me dio cuidados.
 
Me alimentó, me sanó todas las heridas que tenía, y me dio descanso.
 
Nunca había conocido tanto cuidado y tanto amor.
 
¡Me amó tanto que estoy maravillada!
 
Hoy vivo con él y trabajo para él.
 
Le sigo a todos lados, nunca más salí de su lado ni quiero dejarlo.
 
Jesús me dio un lugar privilegiado y me puso en medio de una bonita familia,
hoy tengo muchas hermanas y hermanos
 
Hoy soy una ovejita feliz y ya no tengo miedo.
 
Jesús me guarda siempre y me guía cada día.
 
Te invito a conocerlo
 
Amo a mi Buen Pastor, amo a Jesús mi Salvador.
 
Firma con amor, Ovejita nº 100.
 
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
Parábola de la Oveja Perdida
San Lucas 15 
 
15:4 ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, 
si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, 
y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? 
 
15:5 Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; 
 
15:6 y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: 
Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. 
 
15:7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo 
por un pecador que se arrepiente, 
que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. 
 
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Parábola de la Oveja Perdida
San Mateo 18
 
18:10 Mirad que no menospreciéis 
a uno de estos pequeños; 
porque os digo que sus ángeles en los cielos 
ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.
 
18:11 Porque el Hijo del Hombre 
ha venido para salvar lo que se había perdido.
 
18:12 ¿Qué os parece? 
Si un hombre tiene cien ovejas, 
y se descarría una de ellas, 
¿no deja las noventa y nueve 
y va por los montes a buscar la que se había descarriado? 
 
18:13 Y si acontece que la encuentra, 
de cierto os digo que se regocija más por aquélla, 
que por las noventa y nueve que no se descarriaron. 
 
18:14 Así, no es la voluntad de vuestro Padre 
que está en los cielos, 
que se pierda uno de estos pequeños.