Profecías y Profetas - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
HISTORIAS TRISTES (TESTIMONIOS)
Profecías y Profetas - Estudio Nº 13

HISTORIAS TRISTES (TESTIMONIOS)

Escrito por: fernando calafat

HISTORIAS TRISTES

Historia 1:
Un pastor asumió en la ciudad de Entre Ríos, en la Argentina, su pastorado. All cabo de dos años en absoluto secreto, abusó sexualmente de 13 niños: con penetración, sexo oral y anal. Cuando esto salió a la luz, los padres desearon ir y “matarlo”.
El mismo se escapó, negando todo. Todo el pueblo se enteró y luego de un gran escándalo social, dicha iglesia se quedó sin miembros. La gente del pueblo no deseaba ni que le nombren la “iglesia evangélica”.
Este pastor se fue a la provincia de Buenos Aires y se congregó con un pastor amigo quien le permitió liderar el “hogar de ancianos”, negando todo lo que había sucedido y creyéndole a este perverso. Al cabo de unos meses varios ancianos denunciaron haber sido abusados sexualmente. Nuevamente se volvió a ir, y nadie hasta el día de hoy sabe dónde está.
Realmente penosa es esta historia, pero no única en su género. El pecado sexual, y esencialmente en un nivel de alta depravación, es uno de los más abundantes dentro de las organizaciones eclesiásticas. Sólo puede prevenirse antes de mayor daño, con un discernimiento que sólo el Espíritu Santo puede proporcionar a una persona.

Historia 2:
Un pastor afiliado a cierta organización pentecostal de Argentina, poseía una iglesia en la ciudad de Hurlingham. Allí predicaba la palabra, enseñaba a amar a Jesús. Incluso estudió en algunos institutos bíblicos.
Al conversar con él parecía ser una persona de las más “cuerdas” y “bíblicas” habidas.
Paralelamente a esto, en el sótano del templo, poseía armas de todo tipo, máscaras antigás, una antena, una radio, vestimenta de guerra y todo tipo de elementos electrónicos para prepararse contra el ataque de ovnis que se avecinaba.
Propuso a su iglesia prepararse contra el “fin” que aparecería con el ataque de los ovnis, tal cual lo explica el Apocalipsis y la Biblia toda, según él. A algunos de sus miembros ingenuos, les propuso el suicidio.
Frente a la negativa de estos, un día se apareció en la casa de uno de ellos, en el día del cumpleaños de su hijo, le dio los regalos a la familia y como regalo para todos sacó su arma de su portafolios y en presencia de dicha familia se suicidó.
La noticia salió por la televisión de Buenos Aires para toda la Argentina, mostrando cómo este pastor “evangélico” estaba afiliado a una organización pentecostal con credencial. El mundo evangélico se conmocionó por este episodio.
Hay un punto del que no siempre se puede hablar con toda la libertad que un auténtico hijo de Dios debería gozar. No se trata del pecado de un sacerdote católico ni el de un pastor evangélico. Se trata del cuidado que, con los excesos místicos, deben tener los cristianos, sin credo ni denominación o adjetivo anexo.

Historia 3:
Un hermano bautista que poseía una gran fe, oraba por los enfermos viéndose en la iglesia grandes milagros cuando ministraba. Los pastores de su iglesia lo reconocieron y la iglesia lo vio con un gran futuro.
Fue ordenado y mandado como pastor a una obra misionera. Algunos hermanos en la fe lo buscaban por su “fe” y “palabra”. Los milagros siguieron, las conversiones aparecieron también. Su nueva iglesia comenzó a crecer con una asistencia de 40 personas inmediatamente.
Pasadas algunas semanas, una mujer llamó al pastor de la iglesia central para decirle que había sido manoseada sexualmente por este hombre. El pastor fue inmediatamente allí y nueve mujeres, de manera separada al ser visitadas, comenzaron a contar cómo este hombre les hacía decir y repetir “que lo amaban”, “que él era un hombre de Dios y que debían cuidarlo”.
A algunas las hacía sentar sobre sus rodillas, a otras les daba piquitos de “amor”, a otras les decía “liberarlas” imponiéndoles las manos en los pechos, vagina, cola… Se abría la camisa y hacía que lo besen en el cuello como señal de amor.
Mientras tanto las mujeres, al ver los milagros, las conversiones, las oraciones de fe, la lectura de la Biblia que tenía este “pastor bautista” estaban cada vez más confundidas: ¿Será imaginación mía que me toca cada vez que nos quedamos solos después del culto?, ¿No tendrá razón en lo que nos propone si es un hombre de Dios con tanta fe?.
Este hermano fue entonces citado y confrontado, pero negó todo y aún amenazó al pastor de la iglesia central que sería confrontado por el mismo Dios por lo que estaba haciendo. Hoy se congrega en otra iglesia como si nada.
La iglesia que pastoreó ha sido disuelta, decenas se han apartado y otros, horrorizados, no desean ni que les nombren el “evangelio”. El barrio habla pestes de la iglesia toda. El pastor de la iglesia donde este manipulador perverso se congrega actualmente sabe de esto, pero no lo puede creer. Este nuevo pastor ha sido engañado, un velo mental y un poderoso control mental ha sido puesto sobre sí. El ve en él a un “hombre de fe” y de “frutos de conversiones”, ¿Por qué dudar?
El error más visible aquí, y que aún se comete en altísimas proporciones en la iglesia global, es el de medir a sus ministros conforme a sus resultados sobrenaturales. Quienes sostienen estas tesis, olvidan que en el ámbito espiritual y sobrenatural, Dios no está solo. Que también Satanás y sus demonios son sobrenaturales y operan en el ámbito del espíritu.

Historia 4:
Un hermano “evangélico conservador”, encargado de una iglesia en la provincia de Misiones, abusó sexualmente a unos 10 pequeños, en un hogar de niños, con toda clase de aberraciones.
Cuando fue descubierto, los directivos callaron esto. Este hermano se fue del lugar y apareció en otra provincia: Córdoba, pastoreando una iglesia “independiente” como si nada. Al tomar conocimiento de esto, el consejo de pastores de la ciudad lo denunció. Este pastor, al ser citado, negó todo, se escapó, y nadie sabe dónde está. Posiblemente sigue abusando de otros niños…

Historia 5:
Un pastor pentecostal de la provincia de Entre Ríos, le dice a una iglesia bien humilde, que los demonios se posesionan de las cosas, especialmente de las de oro, porque el diablo es orgulloso y le gusta meterse en el “oro”. Así les dice también que al que lo posea le traerá una maldición de Dios. De esta manera, con meses de preparación para estas enseñanzas, logra que los hermanos humildes le traigan todas las alianzas, relojes, joyas, etc., ya que el pastor al verlas “con su discernimiento” reconoce cuál está endemoniada. Pide que se las dejen para que él las destruya, y así la iglesia quede libre. Este pastor hoy tiene bastante dinero…

Historia 6:
Un matrimonio de líderes comenzó a hacer sanidad interior en su iglesia. Luego de un tiempo, al ver sus frutos y conocimiento de la palabra, fueron ordenados al pastorado. Se les realizó un largo examen en el presbiterio y, todos los pastores por unanimidad, consideraron que ¡serían grandemente usados por Dios!
Al tiempo, comenzaron a ministrar en sanidad interior a los hermanos. Lentamente y mediante control mental, terminaron teniendo relaciones sexuales ambos pastores con una hermana, luego con otro, luego con dos.
Comenzaron a predicar del amor de Dios, del amor a los enemigos, del amor entre hermanos; y así propusieron, con mucha astucia, tener sexo libre, sólo quienes el pastor diga. Aparecieron desde relaciones sexuales hasta el incesto. Algunos se fueron horrorizados de la iglesia, otros se apartaron. El barrio se enteró, fueron acusados, y ellos, obviamente, negaron todo.

LOS FALSOS PROFETAS

Antes los falsos profetas morían.
Hoy cambian de iglesia, y los creyentes crédulamente siguen confiando en ellos debido a los velos mágicos que los falsos profetas ponen.