Profecías y Profetas - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
TE PRESENTO A JESÚS, EL HIJO DE DIOS (REFLEXIÓN)
Profecías y Profetas - Estudio Nº 17

TE PRESENTO A JESÚS, EL HIJO DE DIOS (REFLEXIÓN)

¿Quieren conocer a Jesucristo?
¿El Hijo de Dios, a Jesús de Nazaret?
El Mesías, El Cordero de Dios, "El Salvador del mundo".
 
Sólo hay una forma de conocer al "DIOS VIVO": leyendo la Biblia y a través del Espíritu y Alma. Jamás nadie lo conocerá buscándolo en conceptos, criterios, razonamientos y sabiduría o intelecto humano. Pueblo católico, en las Iglesias, catedrales, hermitas y todo donde un cura o sacerdote hace oficios religiosos... "ahí no está" ni la sombra de Cristo. ¿Y sabéis por qué? Porque Jesús de Nazaret es "SALVACIÓN"... No religión ni liturgias.
 
A través de los siglos han desviado, encubierto, transgredido la Palabra de Jesucristo, para sacar ganancia y poder de un pueblo lleno de ignorancia e incredulidad. Aprovechándose que en la época franquista, había mucha analfabetización, y así sin darse cuenta se entregaron a adorar imágenes de cristos, vírgenes, santos, etc., estatuas que no oyen, ni ven, ni hablan, porque son troncos de árboles que unos artíficies tallaron a una imagen para que se postrasen ante un árbol, y el resto que queda del árbol que hicieron la imagen, la echan al fuego para calentarse, o hacerse el cocido. Y así todos se hicieron grandes negocios y empresas que hoy en día son muy ricos. Y por esta ganancia de religiosidad, el pueblo sin querer se convirtió a la idolatría.
 
"Jesucristo no es un tronco de árbol". Es un corazón VIVO que bombea sangre roja, tiene ojos y ve, tiene oídos y oye, tiene boca y habla, tiene pies y camina, Jesucristo ya no está como un tronco ahí clavado: "JESUCRISTO RESUCITÓ". Ya no está en la Cruz. Porque si no hubiese resucitado y hubiese vencido al pecado (esto es, al que tenía el imperio de la muerte, al diablo y satanás) "HOY EN DÍA NO HABRÍA VIDA", Y PARA VENCER EL PECADO, DIOS tuvo que enviar a su Hijo Jesús en carne, para deshacer las obras de todo ser humano, que son carnales. Y llevar ÉL mismo en su cuerpo humano toda la inmundicia y el mal de todo hombre y mujer, crucificar ese cuerpo suyo humano por el nuestro y pagar por nosotros, toda la porquería que tenemos humanamente. Una vez muerto ese cuerpo humano en la cruz, y matando en ella todos los pecados de la humanidad.
 
Resucito en cuerpo limpio, corazón limpio, mente limpia, alma limpia y espíritu limpio. Aunque ÉL siendo hombre en la tierra, era DIOS y ya era Santo y limpio y sin Pecado. Por eso hay que conocer a DIOS en la Biblia, como DIOS que es y como hombre que fue aquí en la Tierra. "Verdaderamente DIOS y verdaderamente hombre".
 
Y siempre nos presentan a un Jesús difícil, enfadado, disgustado, como un ogro que te mira de lado, que no te perdona nada. Jesús de Nazaret, fue un bebe que mamó de los pechos de su madre, crecía como un niño natural, normal, y al mismo tiempo también crecía en sabiduría e inteligencia espiritual dada por su PADRE espiritual de los Cielos. Llevaba las dos cuestiones al mismo tiempo, "la humana y la Espiritual".
 
Jugaba con los niños del pueblo de Nazaret, saltaba, corría, reía y también lloraba como niño que era. Ayudaba a su padre en el taller de carpintería, ÉL iba aprendiendo, también a su madre ayudaba en las labores de la casa. Todo así, normal, natural. Hasta que cumplió 30 años, para ir a ser bautizado por Juan el Bautista, y empezar el MINISTERIO CELESTIAL, de Sacerdocio y de la Predicación de la "PALABRA", o sea El Arrepentimiento.
 
Era un chaval alegre de 30 años, si tenía que bailar, bailaba, si tenía que reír, reía y hasta hacía chistes con los suyos. Pero a la hora de dirigirse a los sacerdotes legalistas y a todos los fariseos y escribas de aquella época, lo hacía con toda autoridad y seriedad y todo PODER. Pero cuando predicaba LA PALABRA al pueblo, su tono de voz era tranquilo y siempre con dulzura, sazonada con sal. ÉL era el primero que se iba a las tascas a tomarse su jarrita de vino con salazones, sardinitas, boquerones, casi siempre pescado (pues allí donde estaba, abundaba mucho el pescadito, y si era fritito "mucho mejor", con olivitas incluso del tiempo).
 
Con 30, 31, hasta los 33, fue un chaval de lo más corriente y sencillo, simpático, atento en todo, servicial, preocupado, le gustaban los niños "muchísimo" y se iba con ellos a jugar por ahí, al mismo tiempo les hablaba del amor que tenían que tener a sus papás, como comportarse con el prójimo. Porque los niños son puros, inocentes, limpios, y sabía perfectamente que eran los únicos que no le iban a hacer ningún mal.
 
Jesús de Nazaret era un chaval cojonudo, extraordinario, excelente y muy simpático. O sea, todo lo contrario de lo que aquí nos lo representan. Jesús no vive ni está en los cánticos esos gregorianos, ni alabanzas de muertos, que no hay vida. Pues Jesucristo es DIOS de VIVOS y de mucha vida y luz. NO, de panteones y de velas en rincones de obscuridad que hay en las Iglesias...
 
"DIOS ESTÁ Y VIVE EN LAS LUCES" SENTADO A LA DIESTRA DEL PADRE. Con Alegría y Gozo para toda la eternidad y para todo ser humano.
 
Basta ya de presentar a un Cristo crucificado, muerto y en alabanzas mortuorias, de cánticos sin vida y en obscuridad.
 
"JESÚS ES LUZ."
"JESUCRISTO ES VIDA, Y VIDA ETERNA."
"ES ALEGRÍA, ES GOZO, ES BAILE."
"JESUCRISTO ES EL TODOPODEROSO QUE VENCIÓ A LA MUERTE."
"JESUCRISTO ES EL REY DE REYES, EL SEÑOR DE SEÑORES, EL DIOS DE dioses."
"JESUCRISTO ES EL CREADOR DEL AMOR, DE LA VIDA, DEL MUNDO, DEL UNIVERSO."
 
ESTE ES NUESTRO NIÑO, JESÚS DE NAZARET.

Lizzie BoGo
AMEN