Quienes Somos - ver lista de estudios
Grupo de Estudios Bíblicos Ministrando Liberación y Guerra Espiritual
Undecimahora.org Ministerio de Evangelismo
Undecimahora Ministerio de Evangelismo: una Misión para el Cuerpo de Cristo, una Visión para las Naciones
Quienes Somos - Estudio Nº 2

Undecimahora Ministerio de Evangelismo: una Misión para el Cuerpo de Cristo, una Visión para las Naciones

Efesios 2:20 y 21. Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor.

Efesios 4:11 al 13. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Amén.


En Undecimahora nos enfocamos en la edificación personal, ministerial y congregacional; siempre respetando las diferentes doctrinas y ramas del Evangelio de Jesucristo, aquellos que se mantienen dentro de la Palabra de Dios (La Santa Biblia evangélica, ediciones de Sociedades Bíblicas Unidas de cada país, compuesta de Antiguo y Nuevo Testamento); o sea, denominaciones cristianas idóneas, respaldadas por el Espíritu Santo y que NO tengan participación en el grupo de las sectas y paganos.

Nuestro ministerio tiene un carácter serio y de gran responsabilidad con el Cuerpo de Cristo. Más allá de la imagen que tratamos de cuidar y nuestro testimonio, tenemos una misión divina, o sea, encomendada por Dios a través de su Espíritu Santo, en la cual nos esforzamos en no fallar.

Como iglesia y como cristianos, somos embajadores del Reino de los Cielos; ministros de la Ley Divina la cual se expresa en la Santa Biblia; conocida como La Palabra de Dios, nuestra más sublime literatura; y para los que nos iniciamos en el cristianismo es nuestro Libro Sagrado; El Libro del Gran Maestro Jesucristo, a quien amamos y seguimos y obedecemos, hasta la muerte y por la eternidad.

Isaías 61:4. Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones. Amén.

Desde que comenzamos a predicar y enseñar en Internet, con nuestras páginas del ministerio en abril de 2010, hemos tenido el máximo cuidado en lo posible y en todo lo que hemos estado trabajando, con diferentes naciones y culturas, de hacer las cosas de la mejor manera y hablar de modo que no seamos ofensivos ni agresivos a nadie, pues hay diversidad de dones, de ministerios y de doctrinas.

Reconocemos que no ha sido fácil la tarea, pues no se puede contentar a todos, tampoco todos están dispuestos a recibir La Verdad. Pero gracias sean dadas a Dios, quien ha puesto en nuestras vidas la virtud de su amor, el aceite de la unción y el vino de su pacto; a través de los cuales nos sobreponemos a toda debilidad y deficiencia, amándonos, aceptándonos y perdonándonos unos a otros; así como Cristo nos amó, nos aceptó y nos perdonó a todos.

Hemos llegado a ser "peritos arquitectos" en la construcción y edificación del Cuerpo de Cristo, aportando en la enseñanza y asesoramiento para la formación de guerreros y restauración de ministros y ministerios.

Hechos 2:46 y 47. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. Amén.

Damos gracias a Dios por los resultados sorprendentes que él nos ha dado; pues en seis meses ya habíamos alcanzado unas 3000 personas en la red social, 200 discípulos estables de diversos ministerios con los estudios por mail; un Grupo de Estudios para Liberación y Guerra Espiritual en la red, con cerca de 1700 miembros suscriptos; un Grupo de Intercesión con 50 guerreros de oración activos, seleccionados de diversos países; además de los miles de cartas respondidas en la consejería personal con testimonios de resultados positivos; y la comunión con ministros y ministerios de más de 40 países.

No nos gloriamos en los números; nos gloriamos en que estamos haciendo lo que tenemos que hacer, y que Dios ha respaldado y avivado su obra, permitiendo que cada vez más personas alcancen la Libertad en Cristo; y cada vez más Guerreros y Ministerios enteros se levanten, se restauren y se fortalezcan poderosamente en el Ejército de Dios. Estamos edificando en el Cuerpo de Cristo.

Estas cifras continúan en aumento cada día. Sabemos que muchas son las personas que están extendiendo nuestro ministerio, llevando las semillas de la enseñanza a sus grupos y congregaciones, los cuales a su vez comparten con otros. Entonces no tenemos idea del tamaño de la expansión que Dios nos ha dado, pero nos maravillamos porque sabemos que estamos logrando los propósitos, y alcanzando las promesas por él anunciadas desde el principio; para Gloria y Alabanza de Su Nombre.

Isaías 61:1 al 3. El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. Amén.

En Undecimahora predicamos y proclamamos la LIBERTAD espiritual en Cristo (2º Corintios 3:17); y la SANTIDAD, "sin la cual nadie verá a Dios" (Hebreos 12:14). Luchamos desde el principio de nuestro llamado cristiano, en nuestras vidas personales y en el Cuerpo de Cristo, contra todo lo que es mundano y contaminación de pecado; luchamos contra las tinieblas en el mundo y en la iglesia; luchamos contra todo tipo de demonios y espíritus inmundos, para lograr la libertad de los cautivos: personas esclavas del infierno que necesitan la salvación de Jesucristo; asimismo cristianos que continúan atados en su alma y necesitan liberación y o restauración. Luchamos contra los falsos obreros, los falsos cristianos, los hipócritas y los que causan división en el Cuerpo; o sea luchamos contra todo lo que es el Anticristo; somos enemigos de los enemigos de Dios.

2º Corintios 4:3 y 4. Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo (Satanás) cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Amén.

Estamos para enseñar que "la amistad con el mundo es enemistad contra Dios" (Santiago 4:4); y quienes insisten en vivir conforme los rudimentos del mundo o de su naturaleza carnal, NO pueden ni seguir a Cristo ni tener victoria en sus vidas (Romanos 8:7); por lo tanto no pueden tampoco ser llamados cristianos, sino creyentes. Cristiano es aquel que sigue a Cristo y se moldea a imagen del Gran Maestro Jesucristo; y creyente es cualquier persona que cree en algo.

Nos hemos esforzado en la ministración de la Palabra de Dios basada en la Biblia, testimonios y hechos reales. La Palabra enseña claramente que "las señales seguirán a los que creen"; y es una prioridad en nuestra vida personal como ministros suyos, y como ministerio, que El Señor Jesucristo esté en todo asunto, guiando y respaldando la obra; pues él es el Señor de la viña y Señor de los obreros de la viña; no nosotros. (San Mateo 20:1 al 16).

2º Corintios 10:3 y 4. Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. Amén.

Nos hemos dedicado a la enseñanza de la Guerra Espiritual, como la gran y prioritaria necesidad dentro del Cuerpo de Cristo; pues por siglos se ha engañado y enseñado pasivamente a los cristianos; de tal manera que el diablo se ha infiltrado en todo, y pocos son los que han tenido el discernimiento espiritual y el valor, para echarlo fuera de sus iglesias, de sus familias, y de sus propias vidas.

Sabemos que son tiempos difíciles y duros para los pueblos, en las naciones y para la iglesia. Eso NO justifica ni es argumento para aceptar o permitir el pecado en nuestras vidas. Continuamos en la batalla y en la brecha.

Desde que iniciamos en el camino de Dios, estamos proclamando día a día "las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su Luz Admirable"; y damos a conocer estrategias de guerra y las artimañas del enemigo; para que se formen cristianos y guerreros especializados para la batalla; un ejército digno del Reino de Dios.

1º Pedro 4:17. Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?  Amén.

La Iglesia espera el Arrebatamiento, pero éste no sucederá sin que antes venga una persecución masiva del cristianismo; un gran quebrantamiento en las naciones y el zarandeo de sus escogidos. Esto es principio de dolores; un gran avivamiento espiritual para la humanidad. La iglesia se despierta de su pasividad: Isaías 52:1; y se fortalece en el poder de su fuerza: Efesios 6:10. El Señor ya está separando la cizaña del trigo.

El Espíritu Santo se está derramando sobre el mundo y sobre la iglesia, con manifestaciones renovadas y asombrosas; los tiempos están acelerados, ya entramos por las puertas del Apocalipsis; diversas cosas escritas en el Libro de La Profecía, día a día van sucediendo delante de nuestros ojos; estamos próximos al Armagedón; se viene un gran cambio para la humanidad; la Era Cristiana se termina; el Anticristo se levanta; el Nuevo Orden Mundial se establece; el Ecumenismo se impone y los verdaderos cristianos son perseguidos; en fin, el Señor Jesucristo nos advierte: "el que persevere hasta el fin, éste será salvo." (San Mateo 24:13).

Habacuc 2:14. Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.  Amén.


Giselle Gonçalves Correa
Nuestro ministerio es todo un comando para formar guerreros y discipulos de Jesucristo, todos nuestros estudios estan elaborados con la finalidad de que cada persona crezca en su carrera como cristiano, como individuo, como ministro y como guerrero espiritual. si lees cada estudio de la serie de guerra espiritual desde el numero uno, y pones por obra cada enseñanza, habrá grandes progresos y cambios en tu vida como persona y como ministro. asismismo, los estudios son recomendables para ser enseñados en las congregaciones y a los grupos de estudio en todos los niveles de la iglesia, desde la escuela bíblica para niños, hasta el presbiterio, para que todo el Cuerpo de Cristo sea capacitado y fortalecido en la Guerra Espiritual, para victoria personal y congregacional, y para preservar la continuidad del cristianismo en perseverancia y conquistas, hasta el dia que Cristo venga.